Una amenaza para la Ciudad de México, los candidatos del DF

Una amenaza para la Ciudad de México, los candidatos del DF

Pronunciamiento ecologista

Los candidatos a: Jefe de Gobierno del DF, Jefe Delegacional, Senador, Diputado Federal, Diputado Local del DF, representan una amenaza para las bases de la vida en esta ciudad.  Por sus pronunciamientos y propuestas conocidos, revelan tan graves deficiencias en su sensibilidad y conocimiento de la problemática ambiental y su relación con el consecuente ambiente de violencia y falta de calidad de vida en esta cuenca lacustre a la que llamamos Valle de México, que, en los hechos, constituyen una amenaza para la vida de los habitantes de esta ciudad; para la salud de los bosques, ríos, acuíferos, humedales, campos de cultivo, áreas de vida silvestre, árboles, áreas verdes, animales de granja, de establo o domésticos; para la calidad del aire que respiramos, del agua que bebemos, de los suelos que pisamos, de por sí ya muy deteriorados. La totalidad de los candidatos registrados para ser votados en el DF son partidarios del desarrollismo depredador, de las obras gigantescas o megaproyectos de agua, energía, transporte, residuos, vivienda, edificación y otros servicios, lo que confirma su excesiva ignorancia e insensibilidad en los asuntos de la conservación del agua, ahorro de energía, cuidado de plantas y animales, reducción en la producción de residuos, descargas y emisiones contaminantes; confirman de esta manera su carencia de un respeto mínimo por la Madre Tierra y los habitantes del DF. Esta ignorancia e insensibilidad seguramente tendrán efectos catastróficos sobre la salud del entorno y de los ciudadanos; sobre la convivencia familiar, escolar, laboral y vecinal; sobre la seguridad, la educación, los medios, la economía y la política en esta ciudad.

En particular, la candidatura del puntero en intención de voto, Miguel Mancera, con mucha distancia de los demás, constituye por ello el mayor peligro para la integridad de los ciudadanos del DF, por su muy evidente ignorancia e insensibilidad en los asuntos ambientales y de la Tierra, aspecto imperdonable en los gobernantes hoy en día. El compromiso de Mancera con las políticas de desarrollo de su antecesor que implican estrechas relaciones con empresas extranjeras, como OHL (Segundo Piso, Supervía) y grandes constructoras e inmobiliarias nacionales, como ICA, Danhos, Baita y otras, ampliamente denunciadas por su turbia actuación, confirman la amenaza que representa este candidato. Estos contubernios publico-privados que, por ejemplo, han permitido la construcción de una terminal del Metro excesivamente grande en campos de cultivo y humedales de Tlahuac, para fomentar, también, la urbanización de Milpalta, Amecameca, la sierra Chichinautzin, Cocoyoc y Cuautla; la construcción de la Supervía en áreas de vida silvestre, con el propósito de extender la urbanización de Santa Fe a todas las barrancas del poniente del DF; la construcción de un gran centro de espectáculos de TV Azteca en los viejos barrios de Azcapotzalco; la construcción de una torre de 60 pisos en el antiguo pueblo de Xoco; la conversión del Parque Santa Fe en cinco mil viviendas y del Parque Reforma Social en torres de vivienda de lujo. Todo lo que ha permitido el despojo de tierras a campesinos (e incluso el posible asesinato de ejidatarios), la violencia policiaca contra vecinos inconformes con estas obras destructivas, la criminalización de la protesta social, el uso de la mentira, el engaño y el chantaje en las negociaciones con vecinos y organizaciones sociales.

Miguel Mancera es una amenaza para la ciudad porque parece o puede estar comprometido a defender los ingentes negocios que se hacen en el gobierno del DF, con las jugosas comisiones que se pueden pagar en paraísos fiscales por la contratación de obras, concesiones mayores, cambios en el uso del suelo, con las licencias y autorizaciones de obra, estudios de impacto urbano y ambiental.  Porque está obligado a la defensa de las aberrantes leyes que impusieron gobiernos anteriores para: el desarrollo urbano, obras y medio ambiente, como la nueva Ley de Desarrollo Urbano que centraliza en el gobierno del DF todas las facultades y permite anular disposiciones construidas con los vecinos, integradas a programas delegacionales y parciales. Con Ebrard, la Asamblea Legislativa, la Procuraduría Ambiental, PAOT, el INVEA y las mismas administraciones delegacionales quedaron convertidas en entidades irrelevantes al servicio del gobierno central del DF, con lo que se anuló la exigua participación ciudadana que existía en la ciudad de México. De esta forma, las delegaciones quedaron de hecho en manos de corruptas pandillas políticas o convertidas en negocios privados.

Además, Ebrard se las ingenió para abrir grandes negocios con los asuntos del cambio climático y las cuestiones ambientales, por medio de multimillonarios fondos verdes internacionales y el Banco Mundial, para la adaptación y mitigación al cambio climático, los servicios ambientales, los Mecanismos de Desarrollo Limpio que ahora parece que serán defendidos por Mancera. Los intereses de los inversionistas extranjeros y nacionales fueron colocados por Ebrard, muy por encima de los intereses de los ciudadanos del DF y lo ha demostrado con el uso de la fuerza pública. Los demás candidatos, como Beatriz Paredes, Isabel Miranda de Wallace, Rosario Guerra y la candidata del PANAL, colega del espurio ecologista Quadri, de ninguna manera significan una opción alternativa por razones similares o peores.

Ante el peligro y la amenaza que representan todos los candidatos registrados en el DF, por su carencia de arraigo en barrio, colonia o pueblo alguno de esta entidad- declaramos que no nos representan- y por su notoria ignorancia e insensibilidad en los asuntos de la Madre Tierra, consideramos que, de no manifestarse claramente ellos en sentido contrario, la mejor manera de reducir esta amenaza o alejar estos peligros, consiste en VOTAR NULO POR TODOS LOS CANDIDATOS A JEFE DE GOBIERNO, JEFE DELEGACIONAL, DIPUTADO LOCAL O FEDERAL Y SENADOR POR EL DISTRITO FEDERAL O ABSTENERSE ACTIVAMENTE DE PARTICIPAR EN LAS VOTACIONES DEL DF. Es necesario enviar una clara señal a los partidos de que no podemos ya tolerar mentiras, engaños, corrupción, impunidad, falsa democracia, mal gobierno y su gran desprecio por los barrios, colonias y pueblos del DF; por los dones de la Madre Tierra y por la calidad de la vida en esta ciudad que depende de la salud del aire, del agua y de los suelos de esta entidad.

--------------------------

Adriana Matalonga de Ecomunidades, Armando Salgado de Desconcentraciones Urbanas, Amigos del Medio Ambiente Duama de Pilcaya, Carlos Padilla, Carlos Pacheco de Arcoredes, Eduardo Farah de Espejo Polanco, Enrique Mendoza Tello de Movimiento Síntesis, Fernando Monsalex, Ivette Alva de Izquierda Verde, María Soledad Cervantes Ramírez, Miguel Valencia de Ecomunidades.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Convocatoria a participar como voluntarios en la organización de la International Conference on Degrowth, Mexico2018 (Conferencia Internacional de Descrecimiento México 2018)

La carta de Victor Toledo abre el debate sobre el papel de la ciencia

DECRECIMIENTO SOSTENIBLE Joan Martinez Alier (2008)