Slow Food Internacional, consumo de carne y economía

Slowfood desde luego no certifica o valida ningun tipo de comida industrial o comercial; no hay tal cosa como "comida Slow Food", ya que esta institución no permite que se utilicen su nombre para la promoción de actividad mercantil alguna; inclusive, tiene problemas con los restaurantes que pretenden indebidamente utilizar su nombre; Slow Food, institución sin fines de lucro, se concentra en el rechazo a la comida industrializada, por ser enemiga de la Naturaleza; nace contra el consumo de hamburguesas y otras comidas rápidas (Mac Donalds, Bruguer King, etc), al denunciar una de las claves del desastre ecológico y cultural que vivimos: la velocidad, la rapidez, la eficiencia, la productividad, valores tan defendidos por la economía (Time is Money). En este sentido Slow Food es una muy avanzada propuesta cultural en la medida que visibiliza la nefasta influencia del pensamiento economico en la costumbres culinarias y trata de frenar la expansion de las perniciosas costumbres culinarias modernas; es por ello tal vez la mas importante iniciativa en el mundo en el tema culinario, por su buen sustento en las culturas, en los productores y procesadores de los alimentos (artesanos, chefs, gurmets, etc) ya que sin estudios culturales, poco se puede avanzar en la defensa de la Madre Tierra. Por varios años, en sus revistas, Slow Food ha presentado reportajes sobre las terribles condiciones que existen en los establos y las granjas y el inacepable origen de las alimentos que encontramos en Wal Mart y otros minoristas.
 
El consumo de carne es tan antiguo como la humanidad misma, por lo que forma parte de la mayor parte de las costumbres vernáculas en el mundo, especialmente a las ligadas a la tradición judeo cristiana. El canibalismo fue parte de las costumbres de muchos pueblos antiguos. El consumo de carne no es por lo tanto una costumbre nacida en la modernidad. Lo que si es muy específico de la modernidad es el consumo excesivo de carnes, un modo de vida directamente ligado al nacimiento y predominio de  la religión de la economía. En la medida que aumenta el crecimiento economico de China e India, aumenta el consumo de carnes. Los paises que han llevado al extremo la intensificación de las relaciones de mercado (economicas), como Inglaterra, EUA, Alemania, Suecia, Noruega, Dinamarca, tienen los más elevados consumos per capita de carne e imponen sus modos de vida a los demás paises. El homo economicus, el pensamiento economico, ha sido  el gran motor del espantoso crecimiento en el consumo de carne en el mundo en el ultimo siglo.
 
Estimo que si hay algunas instituciones que siguen "lineas fascistas y anti-éticas" que fomentan como ninguna otra el exterminio de animales, esas son precisamente las escuelas y facultades de economía, en la medida que difunden y legitiman socialmente el pensamiento de los clásicos de la economía ( Adam Smith) y de los neoclasicos del Siglo XX quienes han llevado a extremos "sublimes" a la religión de la economía. Estimo que no se puede luchar con exito contra la matanza de animales sin hacer un esfuerzo por desacreditar al pensamiento económico.
 
Saludos
 
MIguel Valencia
Ecomunidades

Comentarios

Entradas populares de este blog

Movimiento decrecentista en México.

Tercer informe a los adherentes a la Propuesta de Conferencia Internacional de Descrecimiento