martes, 17 de diciembre de 2013

Reformas chatarra; se intensifica la guerra contra la Naturaleza y el tejido social

Reformas chatarra; se intensifica la guerra contra la Naturaleza y el tejido social

La tiranía democrática mexicana cobra nueva virulencia

Fluyen ya el 25, el 27 y el 28 constitucional, como fluye todo lo que parecía duradero en este mundo que pone al dinero, a la economía, en el centro de su existencia; fluyen como ahora fluyen los climas del Golfo, el Pacífico, de todos los continentes;  como ahora fluyen los hielos del Ártico,  la Antártida, de las altas montañas; como fluyen en el mundo las instituciones, los ideales, los valores, los arraigos, las tradiciones. Así se liquidan los estados, las naciones, las causas, los derechos, las constituciones, las leyes, los tratados, los acuerdos. Todo lo que se considera sólido, trascendental, pierde significado en la "metrópolis" de la modernidad,  como lo advertía al inicio del siglo XX Georg Simmel; todo lo que permanece, le parece insustancial al consumidor que suplanta ahora al ciudadano. Se celebra el cambio por el cambio mismo, sin importar su sentido. Las reformas constitucionales son cada día más fáciles de realizar en México; se pueden hacer a fondo, en muchos temas simultáneamente y en poco tiempo; además, se pueden hacer  con frecuencia, para reformar reformas del año anterior. La clave está en la preparación del terreno, en la coordinación con los grandes financieros, en la rapidez de la ejecución. ¿Dónde estaba el pueblo de México cuando se discutía en el congreso la reforma energética de Peña Nieto?

Desde hace varias décadas,  en las altas esferas del dinero y el poder se discutían las propuestas de una reforma energética que cambiara el 27 y el 28 constitucional: demoler a Pemex ha sido un viejo sueño de los banqueros y grandes empresarios. Sorpresivamente, en los últimos años los equilibrios nacionales e internacionales cambian radicalmente, a causa del agotamiento del Petróleo de Bajo Costo de Extracción y se acomodan las circunstancias favorables a la aceptación de estas propuestas siniestras, vengativas, regresivas. Sólo era necesario presionar o "convencer" a un cierto número de políticos y empresarios, desesperados por la agudización de la caída en la producción de petróleo en México y en el mundo; acomodar en el poder a los hampones de mayor experiencia; actuar furtivamente y mentir  mucho para ocultar los alcances de la reforma; ejecutar el golpe con rapidez y precisión, por la noche y en día de fiesta, como lo hacen los ladrones, los asesinos, y sostener una intensa presión sobre los políticos hasta el último momento; finalmente, son instrumentos desechables.

La  reforma energética de Peña Nieto aprobada por el congreso garantiza la aplicación de tecnologías de extracción de gas y petróleo de excesivo impacto social y ambiental- diez o veinte veces más contaminantes y nocivas para el tejido social que las tecnologías utilizadas en la extracción de gas y petróleo convencional- , como lo es el fracking,para la extracción de gas y petróleo shale, tecnología abominable,  rechazada violentamente en todos los países donde se aplica, por las comunidades que están en la proximidad de estas extracciones o, como la perforación en aguas profundas que ocasiona  tanto importantes derrames cotidianos en el mar como ocasionales gigantescos derrames, como el generado por el pozo Macondo  de la plataforma Deepwater Horizon de la BP, que destruyen la vida de los mares y las costas. Garantiza el funcionamiento de cientos de empresas irresponsables, altamente depredadoras, perforadoras de pozos de fracking o en aguas profundas,  como lo son las mineras canadienses, empresas piratas que están concebidas  para ser liquidadas en pocos años por la enormidad de sus crímenes sociales y ambientales. Garantiza un sustancial aumento en la extracción de gas y petróleo  que contribuirá enormemente a elevar la temperatura de la Tierra, a aumentar la intensidad del desastre climático, a elevar radicalmente los costos de los eventos climáticos y a crear enormes daños económicos al país, cuando termine en algunos años el espejismo, la burbuja, que crean estas tecnologías nefastas y se eleven radicalmente los precios del gas y el petróleo. Garantiza la utilización de cientos de miles de policías y militares en la represión de vecinos de comunidades, molestos con las operaciones de extracción de gas y petróleo, y de ciudadanos indignados por los efectos políticos y económicos de estas reformas. Garantiza el escalamiento radical de la corrupción gubernamental y los contubernios con empresas extranjeras. Garantiza el debilitamiento de la Ley y la participación de la sociedad en las grandes decisiones nacionales. Garantiza la intervención abierta de policías y militares extranjeros, especialmente del país del norte, en los asuntos internos de México, tal como sucede ahora en Irak, Afganistán, Pakistán, Libia, Mali, Costa de Marfil.    

La Nación mexicana ha sido derrotada por la miseria, la colonización de las mentes por la escolarización, los medios y el consumismo que representan Peña Nieto y los legisladores que aprobaron esta reforma energética; este fracaso fortalece la tiranía democrática  que conduce la guerra contra la Naturaleza y el tejido social en nombre del consumidor insaciable. Gobiernos, como el de Peña Nieto, y congresos como el que le apoya, nacidos de la compra de los servicios especiales  de las televisoras (inconfesables) y el voto de los miserables- nacidos del fraude electoral- no pueden producir reformas legítimas, benéficas en sentido alguno: sólo pueden hacer reformas chatarra que intoxican el ambiente económico, político y simbólico de México.  Las reformas de Peña Nieto son reformas que dañan mucho a los bienes comunes y a las comunidades de este país: son reformas criminales, ecocidas, genocidas; son reformas inaceptables para las personas que aman el territorio y  las culturas.   

¡No a la reforma energética de Peña Nieto!

Miguel Valencia Mulkay

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Catastrófica reforma energética: agudización de la guerra contra la Naturaleza y las culturas, comunidades y pueblos de México.

Catastrófica reforma energética: agudización de la guerra contra la Naturaleza y las culturas, comunidades y pueblos de México.


El absoluto desprecio de Peña Nieto y los dirigentes del PAN y el PRI, por la opinión de la mayoría de los habitantes de este país en torno a la reforma energética revela el peso que tienen hoy en día los poderes fácticos nacionales e internacionales, enemigos desde hace décadas de las bases de la legitimidad y la legalidad construida a partir de la Revolución Mexicana; quieren otro tipo de estado, muy diferente al que sufre nuestro país desde hace muchas décadas; urden desde hace años la ejecución de otro mini golpe de estado, como los que se han realizado en México desde 1988, con el apoyo de un sistema político que pierde ya virtualmente toda legitimidad o sustento social, que culmine la transformación del estado mexicano. Endeble desde su nacimiento en el Siglo XIX, el estado mexicano ha sido represor, corrupto y suicida desde hace más de 60 años, y ahora es funcional, estratégico, en la creación de la tierra de nadie mundial que buscan los productivistas y adoradores de la competencia y el libre comercio, como fundamento de la nueva gobernabilidad del mundo. El siempre colonizado imaginario de la sociedad mexicana provoca la permanente vulnerabilidad de su estado-nación, condición que facilita mucho las regresiones sociales, políticas y económicas, como las sufridas en los últimos 25 años; que ayuda bastante a la introducción de reformas conservadoras, muy contrarias a la vida y las culturas, como claramente lo es esta espuria reforma energética. Regresamos al siglo XIX, pero, con muchos agravantes económicos y políticos.

Concurren en esta reforma muchos factores, entre otros, el débil crecimiento de la economía mundial, los altos precios del petróleo, la caída mundial de las reservas del petróleo convencional, la urgencia que tiene EUA de extraer al máximoel gas y el petróleo mexicano y de exportar sus perniciosas tecnologías para la extracción de gas shale o de lutitas- que le permiten evitar el desplome de su economía- y para extraer petróleo en aguas profundas; y sobre todo, la enorme debilidad del estado mexicano, por la caída en la extracción de petróleo, la pésima situación social, ambiental y económica del país, la creciente oposición que enfrenta de la mayor parte de la población y su antigua corrupción estructural y carencia de legitimidad . Desolados, Peña Nieto y sus aliados compran las mentiras que difunden los países poderosos y sus grandes petroleras sobre "la abundancia de las reservas gaseras y petroleras en el mundo", "la seguridad energética","la reducción de las tarifas eléctricas y los precios de las gasolinas", el "gas limpio", "el aumento en el crecimiento económico", " la eliminación de los monopolios u oligopolios", " la disminución de riesgos" "las maravillosas tecnologías para la extracción de gas y petróleo no convencional", entre otras; su gran desorientación los lleva a impulsar reformas demenciales que implican una fuga hacia adelante y una violencia sin fin. Antes de morir, por su desmesura y ofuscación, quieren acabar con todo lo bello, amable, alegre, complejo, convivencial, creativo que hay en México. Los muertos que caminan controlan ya en México los gobiernos, las cámaras, las instituciones, las grandes empresas.

La aprobación de la reforma energética de Peña Nieto implica inevitablemente la pérdida de soberanía y poder del estado mexicano, el aumento en la vulnerabilidad de la economía nacional, la intensificación de la extracción de petróleo, la reducción de las reservas petroleras, el disparo en la producción de emisiones productoras de desastres climáticos. Implica la introducción en gran escala de estas ruinosas nuevas tecnologías gaseras y petroleras de EUA, como la fractura hidráulica o fracking, para extraer gas shale y petróleo de lutitas o esquistos, impuesta en ese país,por medio de una rendija legal- la rendija Cheney; el fracking es rechazado por los habitantes de cientos de comunidades de ese país donde se han perforado ya más de dos millones de pozos en los últimos nueve años y se requiere ahora del uso de tropas y grandes contingentes policiacos para contener las protestas de los afectados por estas nuevas operaciones que contaminan el agua del territorio. El pasado 2 de diciembre, en Rumanía, cientos de policías asaltaron por la noche, con gran violencia, un campamento de opositores a los pozos de fracking perforados sin autorización en una comunidad rural, por la petrolera Chevron; EUA y Europa se llenan de conflictos por el desprecio a la Ley de las gaseras y petroleras que aplican la devastadora tecnología de la fractura hidráulica ofracking. Por otra parte, la perforación en aguas profundas produce continuos derrames de petróleo y ocasionales derrames catastróficos, lo que entraña un gran peligro para la vida marina a cientos de kilómetros de los pozos y la vida en cientos o miles de kilómetros de costas situadas a cientos de kilómetros de los pozos. La explosión de la plataforma Deepwater Horizon en 2010, que desde entonces destruye la vida marina de una gran parte del Golfo de México y la vida en miles de kilómetros de costa en este mismo golfo que pronto será un mar muerto, confirma la locura que entraña la perforación en aguas profundas o someras. Los costos sociales y ecológicos de la extracción de petróleo en aguas profundas son infinitos.

El desprecio de Peña Nieto y los dirigentes del PAN y el PRI por la opinión de la mayoría de los habitantes de este país, en los asuntos gaseros, petroleros y de la electricidad, no puede sino acarrear grandes desgracias para la sociedad mexicana, en tanto que no se pueden hacer estas reformas sin provocar conflictos mayores y el escalamiento o agudización de la guerra contra la Naturaleza, las culturas y el tejido social. Se necesitarán muchas tropas y policías para aplicar esta reforma energética. Toda violencia tiene su origen en el estado y toda guerra moderna tiene su origen en la gestación de una unión o estado supranacional, de un nuevo orden internacional. Unipolar o multipolar, el sistema económico mundial no tiene mucho futuro en tanto tiene los pies de barro: su crecimiento destruye las bases de la vida en la Tierra. La reforma energética de Peña Nieto y sus aliados es una declaración de guerra de los países poderosos contra las culturas, comunidades y pueblos de México.

¡No a la reforma energética de Peña Nieto!¡No al gas shale extraído por medio defracking y a la extracción de petróleo en aguas profundas!



-- 

Miguel Valencia
ECOMUNIDADES

Clive Hamilton describe en un libro las tecnologías creadas contra el calentamiento global

Clive Hamilton describe en un libro las tecnologías creadas contra el calentamiento global

Clive Hamilton es probablemente el ecologista más desatacado de Australia, es director ejecutivo de The Australia Institute; además, es uno de los más relevantes teóricos de habla inglesa del movimiento degrowth (descrecimiento) ; en su libro El Fetiche del Crecimiento (2003) por publicado en español en 2006, por editorial Laetoli de Pamplona, sostiene que el crecimiento económico ocupa un lugar central entre los grandes males de la sociedad moderna.

La ciencia convencional - la Big Science- virtualmente no tiene soluciones válidas a los problemas ambientales o climáticos, sin embargo, hace grandes negocios con las falsas soluciones que desarrolla frente a estos problemas, como lo es la geo ingeniería, que impulsa con el apoyo de los grandes inversionistas internacionales, como el temible Bill Gates. En efecto, el Panel Científico Internacional, el IPCC, cometió un grave error este año al validar la geo ingeniería como solución al desastre climático, en su informe del Grupo de Trabajo No. 1, publicado a finales de septiembre pasado. Aquí la información periodística.

------------------------------------------------------------------

Nota en el Periódico La Jornada
Martes 3 de diciembre de 2013, Ciencia, p. 2a

Clive Hamilton describe en un libro las tecnologías creadas contra el calentamiento global

Alerta experto del peligro de la manipulación artificial del clima

El genio ha salido de la botella y será imposible volver a ponerlo dentro, dice el investigador australiano

Incluir la geoingeniería como una respuesta posible al problema es una manera de legitimarla, señala

Afp

París, 2 de diciembre.

La manipulación artificial del clima para luchar contra el calentamiento de la Tierra ha dejado de ser un tema tabú, pero sus consecuencias pueden ser muy peligrosas para el planeta, advierte el investigador sobre el clima australiano Clive Hamilton en un libro.

El genio ha salido de la botella y será imposible volver a ponerlo dentro, explica en una entrevista a la Afp el autor del libroEarthmasters: Playing God with the climate (Dueños de la Tierra: jugando a ser Dios con el clima) que presenta estos días en Francia.

En el libro, Hamilton describe en detalle las tecnologías inventadas en los años recientes para intentar reducir los efectos del cambio climático de manera artificial.

Aunque algunas de las invenciones son todavía ciencia-ficción (como enviar al espacio espejos gigantes para alejar los rayos solares o aumentar la órbita terrestre para alejarla del Sol) otras opciones, que Hamilton considera peligrosas, están siendo investigadas por científicos de todo el mundo.

Algunos proponen dispersar partículas en la parte alta de la atmósfera para desviar hacia el espacio los rayos del Sol y hacer bajar así la temperatura. Otros imaginan un sistema para fertilizar los océanos con hierro para favorecer el desarrollo de las algas y aumentar así la absorción de CO2.

Apoyo de millonarios

Hamilton, que también es profesor de ética en Canberra, advierte que estos proyectos, aunque todavía no están en marcha a gran escala, ya cuentan con el apoyo de millonarios como Bill Gates, así como de grupos de presión y grandes empresas estadunidenses.

El químico holandés Paul Crutzen, premio Nobel en 1995, fue uno de los pioneros de la ingeniería climática en 2006 con sus trabajos sobre la capa de ozono y abrió un campo que hasta entonces era tabú, recuerda Hamilton.

A pesar de las objeciones de muchos de sus colegas, escribió ese artículo porque sabía que era necesario un plan B, porque el plan A, el de reducir las emisiones, no estaba funcionando, explica el experto australiano.

Según el autor, en septiembre se dio un paso más hacia la manipulación del clima cuando el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), la máxima autoridad mundial en la cuestión, incluyó por primera vez en su informe la evaluación de algunas de estas técnicas.

El IPCC cometió un error, fue políticamente ingenuo. Sea lo que sea lo que acabe diciendo sobre la geoingeniería, el simple hecho de incluirla como una respuesta posible al cambio climático es una manera de legitimarla y normalizarla, asegura.

Además, en teoría, algunas técnicas, como las emisiones artificiales de azufre que imitan el efecto de una erupción volcánica para disminuir la temperatura de la Tierra" se podrían llevar a cabo rápidamente, a bajo costo", teme Hamilton. Pero según este experto la geoingeniería tiene todavía muchas incógnitas y se desconoce el riesgo que supondría dispersar partículas en la atmósfera.

Además, si incluso se lograra detener la subida de temperaturas, las emisiones artificiales de azufre no tendrían ninguna influencia en otras dimensiones del problema, como la creciente acidificación de los océanos provocada por el CO2, asegura el australiano.

En septiembre el IPCC dijo que esta técnica podría tener efectos secundarios, como modificar las precipitaciones en algunas regiones del mundo.

Lo más urgente es saber cómo gobernar y regular la investigación (de estas técnicas) porque de momento no hay ninguna ley que impida a un gobierno, o incluso a un millonario, empezar a manipular el clima, advierte.



-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 

martes, 26 de noviembre de 2013

Propuestas para el descrecimiento sereno y convivencial

Propuestas para el descrecimiento sereno y convivencial

Por Miguel Valencia Mulkay

Ponencia presentada el 23 de noviembre de 2013 en la Segunda Reunión Preparatoria hacia un Encuentro Nacional de Descrecimiento, en la ciudad de Querétaro.

Hace más de medio siglo votamos resueltamente por el concreto, el plástico y el automóvil; votamos sin dudar por la Coca-Cola, el Pan Bimbo y los supermercados; votamos con desparpajo por la televisión, la publicidad y la mercadotecnia; votamos con entusiasmo por la industrialización del campo, la ciudad, la educación y la salud; pedimos a gritos que los bancos, el crédito al consumo y la obsolescencia programada controlaran nuestras vidas. Dejamos que la energía atómica, el petróleo y la química condujeran nuestros destinos. Aceptamos que la productividad, el consumismo y el desarrollo fueran nuestros dioses. Permitimos que el Estado y el Mercado definieran nuestras vidas. Nos dejamos seducir por los tractores, los rascacielos, las vías rápidas, la iluminación nocturna, los viajes en avión, las clínicas de especialidades, los títulos universitarios, las cirugías a corazón abierto, las minicomputadoras, los súper laboratorios científicos, los viajes espaciales, las nuevas tecnologías de guerra. Votamos mayoritariamente por el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Nos volvimos fanáticos de un nuevo culto, del culto a la ciencia y la tecnología, y adoptamos una nueva religión, la religión de la economía. Nuestro imaginario se colonizó de ideas económicas, economicistas, cientificistas, academicistas, consumistas, productivistas, mercantilistas. El sistema económico nos atenazó con mayor fuerza, asfixió la creatividad y uniformizó nuestras mentes y nuestros modos de vida. Adoptamos el Pensamiento Único que oprime al mundo.

Hoy dependemos demasiado de los poderosos del mundo, una pequeña minoría que no representa sino la quinta parte del uno por ciento que denunció el Ocuppy Wall Street, y morimos por ello de angustia, depresión y terror, por la violencia y la creciente incertidumbre que nos rodea. Estamos a merced de unos pocos que en las cumbres mundiales destruyen en pocos años nuestra economía, nuestro país, nuestra ciudad, nuestro ambiente, nuestras vidas. Nos enfermamos y morimos por el aire que nos obligan a respirar, los alimentos que nos obligan a comer y las ideas que nos imponen arteramente los poderosos, por medio de la escuela, los medios y las nuevas tecnologías. Hoy empiezan a llegarnos las facturas sociales y ecológicas de más de 30 años de despiadado crecimiento económico; de más de 60 años de infames políticas de desarrollo; de más de cien años de grandes avances científicos y tecnológicos; de más de 100 años de consumo de petróleo; de más de 200 años de industrialización; de más de 500 años de tierras y bienes comunes cercados, amurallados, privatizados; de más de 800 años de perversas operaciones bancarias. Tenemos datos cada día más claros de que desaparecen en el mundo los acuíferos, suelos fértiles, glaciares, ríos, mares, lagos, lagunas, manantiales, arroyos, humedales, manglares, selvas, bosques antiguos, especies vegetales y animales. La mayor parte de los territorios del mundo están muy dañados, al borde del colapso. Los garantes mundiales de la vida en la Tierra, como los hielos ecuménicos: el Ártico, la Antártida y en especial Groenlandia, se colapsan, al igual que los mares y las selvas. Ahora sabemos que se colapsa la vida sobre la Tierra y la humanidad está en riesgo de extinción. En México, este proceso destructivo está muy por arriba de la media mundial en su conjunto.

Además, contamos con elementos suficientes para afirmar que se agota el petróleo y los metales de bajo costo de extracción, que inicia la era del petróleo de alto costo ambiental, social y económico o Petróleo Extremo y que por esta razón, desde hace algunos años se instala en el mundo una gran inestabilidad económica, ocasionada por los altos precios del petróleo y los frecuentes disparos de las tarifas de la electricidad y las gasolinas; ahora sabemos que se colapsa la industria petrolera, fundamento de la economía de crecimiento del último siglo. Contamos, también, con información suficiente para confirmar que estamos frente a un desastre climático. Cada año se registran nuevos records de temperatura y eventos climáticos catastróficos cada vez mayores. Haiyan o Yolanda, el cuarto súper tifón que arrasa el archipiélago de las Filipinas en los últimos dos años, las tormentas tropicales IngridManuel que azotan México en este año y Sandy , la que afecta a Nueva York en 2012, son sólo algunos de estos nuevos eventos climáticos. El Panel Internacional del Cambio Climático, PICC, confirmó en 2009 un aumento mínimo de 2 grados en este siglo, suficientes para acabar con los bancos de coral en el mundo. Algunos grupos de científicos pronostican hasta 8 grados de aumento en la temperatura en este siglo. Después de los fracasos de las últimas cuatro Conferencias de las Partes, las COPs de las Naciones Unidas, incluyendo a la que termina en estos momentos en Varsovia, nos encaminamos inevitablemente a un aumento superior a los dos grados de temperatura antes del 2040. Esto significa que en los próximos años tendremos peores eventos climáticos, grandes territorios costeros o ribereños bajo el agua, decenas sino es que centenas de millones de refugiados ambientales (hasta dos mil millones de personas según ciertas evaluaciones), gravísimos problemas alimentarios y de salud, una gran penuria de agua potable para muchas poblaciones y muchos otros problemas.

No solo colapsa la vida en la Tierra, la extracción de petróleo y metales bajo tierra y los climas del mundo, también colapsan las reservas de agua potable, los suelos limpios, la producción de alimentos, la salud y la genética humana, las comunidades, las ciudades, las culturas, las seguridad ciudadana, la ciencia y la tecnología, la educación, la sociedad, la economía, la finanza, la democracia, la política, la Paz, las instituciones, los símbolos que han unido a la humanidad, el mundo creado en los últimos 300 años. Estamos frente a una situación de desastre mundial. Termina la ecocida y genocida fiesta petrolera de los últimos 60 años y empieza a presentarse la cruda realidad de un mundo con petróleo caro que golpea a gobiernos y empresas que no pueden sostenerse sin petróleo barato; de una sociedad embrutecida que no puede vivir sin avión, sin automóvil, sin teléfono móvil, sin iluminación nocturna, sin agua entubada, sin alimentos en la tienda de la esquina; de una tecnociencia que se muestra incapaz de reducir el despilfarro de agua, energía, metales, maderas, tierras y alimentos; de unas instituciones que pierden rápidamente legitimidad, de una juventud que no puede vivir sin contar con un empleo. Estamos frente a una encrucijada histórica en la que tenemos que pensar en lo impensable ¿cómo sobrevivir a los embates de una economía de crecimiento que no logra crecer, y que aplica medidas extremas para lograrlo, como son: los tratados de libre comercio, las reformas económicas, fiscales, energéticas, políticas, laborales, agrarias, educativas, de salud que implican nuevas tecnologías que lanzan a la miseria a crecientes cantidades de personas, destruyen pueblos, ejidos, colonias, barrios, ciudades y aniquilan los dones de la Naturaleza?. ¿Cómo sobrevivir a este desbarajuste nacional y mundial?

La obsesión por el crecimiento económico que comparten los políticos del mundo resulta cada año más destructiva para los bienes comunes y para la integridad de las comunidades. La economía enseña su verdadera naturaleza, que es la violencia, la guerra, la muerte. El dogma económico mata a la humanidad. Los economistas destruyen la relación del ser humano con las plantas y los animales al colocar al consumo de autos como el valor supremo de la vida humana, al exigir un crecimiento infinito en un mundo finito; al colocar la salvación de los bancos por encima del bienestar de la humanidad. El crecimiento económico de México en los últimos 30 años nos ha costado la muerte de nuestros mares, ríos, lagos, laguna, humedales; la muerte de nuestros suelos, acuíferos bosques y selvas; la muerte de una buena parte de nuestra biodiversidad y de la integridad de nuestros paisajes; el saqueo de una buena parte del petróleo, metales, tierras. Este crecimiento económico ha costado la destrucción de las vidas de millones de personas, obligadas a abandonar a sus hijos, padres y amigos y a dejar sus tierras y sus costumbres para migrar a Estados Unidos o a las fronteras; obligadas a trabajar en empleos y oficios altamente peligrosos, contaminantes, enajenantes y embrutecedores; a consumir alimentos que crean obesidad, diabetes o cáncer; a recibir cantidades gigantescas de publicidad política y comercial por medio de las televisoras y estaciones de radio; a vivir olas de violencia sin precedente en el país; a mirar la obscena corrupción de la política y la sociedad, la carnicería que nos rodea y la militarización del país. El crecimiento económico mata la Vida Digna, el Buen Vivir. Opino que los objetores del crecimiento y los ecologistas debemos actuar con mayor fuerza frente a este desastre mundial que en México adopta formas particularmente agresivas; debemos actuar coordinadamente. Propongo, para descrecer, la adopción colectiva de las siguientes consignas políticas:

  1.  No a la energía nuclear
  2. No a los transgénicos
  3. No al fracking para la extracción de gas shale
  4. No a la extracción de petróleo en aguas profundas
  5. No a la minería a cielo abierto
  6. No a las grandes presas y trasvases
  7. No a las grandes eólicas
  8. No a los monocultivos.
  9. No a los grandes establos y granjas
  10. No a la incineración o confinamiento de desechos
  11. No a los megaproyectos de cualquier tipo.
  12. No a la nanotecnología
  13. No a los tratados de libre comercio.

Además, propongo cambios de modo de vida, por medio del tecnoayuno, como el siguiente:

  1. No utilizar regularmente el auto y el celular: caminar o andar en bicicleta.
  2. No consumir en lo posible agua embotellada:
  3. No consumir en lo posible alimentos industrializados: consumir productos producidos artesanalmente, en la misma región ecológica: producir y consumir productos locales.

Estas consignas políticas y estas recomendaciones y cambios en el modo de vida me parecen que podrían servir para impulsar la acción conjunta de los objetores del crecimiento. Espero sus comentarios en torno a estas propuestas.




-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 

martes, 19 de noviembre de 2013

Descrecimiento- Contribución al Diccionario de Ecología Política

DescrecimientoContribución al Diccionario de Ecología Política

Miguel Valencia Mulkay

El descrecimiento[1] es simplemente una bandera bajo la cual se agrupan aquellos que sostienen una crítica radical del desarrollo y que quieren trazar los contornos de un proyecto alternativo para una política del post desarrollo.  Como lo señala Serge Latouche[2], el más destacado teórico de la decroissance, este término es de muy reciente utilización en el debate económico, político y social, a pesar de que las ideas en las que se sustenta tienen una historia bastante antigua. Sin remontarnos a ciertas utopías del primer socialismo, ni a la tradición anarquista renovada por el situacionismo, este proyecto fue formulado desde los años 60 en términos cercanos a los que utilizamos hoy en día, por Ivan Illich, André Gorz, Francois Partant y Corneluis Castoriadis. También, se sustenta en el pensamiento del gran crítico de la tecnología Jaques Ellul[3] , y del gran matemático y economista: Nicholas Georgescu Roeguen[4] ("Es imposible un crecimiento exponencial indefinido en un medio ambiente que es finito" "Todo niño nacido ahora significa una vida humana menos en el futuro. Pero también, todo automóvil Cadillac producido en cualquier momento significa menos vidas en el futuro") y una pléyade de pensadores.

El fracaso del desarrollo en el Sur y la pérdida de límites o valores en el Norte han llevado a muchos pensadores a cuestionar a la sociedad de consumo y sus bases imaginarias, al progreso, a la ciencia y a la técnica. La toma de conciencia de la crisis ecológica mundial aporta una nueva dimensión al descrecimiento. El descrecimiento no es un concepto en el sentido tradicional del término y no existe propiamente una "teoría del descrecimiento"; es más bien una consigna, un slogan político con implicaciones teóricas, una "palabra-obus" que pretende sacudir o perturbar a los fanáticos del productivismo, como lo dice Paul Aries[5]; es un llamado al orden que tiene por objeto exigir con fuerza el abandono del objetivo del crecimiento por el crecimiento mismo,  por lo que podría ser definido más bien como la búsqueda de un estado de "Acrecimiento" (sin crecimiento), como se dice "Ateo" (sin dios). Se trata, pues, del abandono de una religión: la religión de la economía. La investigación teórica sobre el descrecimiento se inscribe entonces en un movimiento de reflexión más amplia sobre la bio economía, el pos desarrollo y el a-crecimiento.  

 El pensamiento del descrecimiento se desarrolla sobre los escombros del crecimiento en el Siglo XX y emerge vigorosamente en el Siglo XXI frente a la globalización. La ideología de crecimiento está moribunda, pero, todavía se sacrifican en sus altares a las generaciones futuras. Para la inmensa mayoría de los seres humanos, la alternativa real no está entre crecimiento o decrecimiento convencional sino entre recesión o descrecimiento. En efecto, el descrecimiento no significa un crecimiento negativo; entraña más bien un descrecimiento elegido por la sociedad, aceptado por la mayoría. Una recesión será siempre dramática, sobre todo para los humildes y vulnerables, pues no hay nada peor que una sociedad de crecimiento sin crecimiento. El descrecimiento no es por lo tanto realizable en una sociedad de crecimiento: es un proyecto político que consiste en la construcción de comunidades autónomas y ecónomas, tanto en los países enriquecidos como en los países empobrecidos; es un proyecto que inicia con la descolonización de imaginario social, con un cambio de vida.

Como tal, el descrecimiento no es realmente una alternativa concreta, es más bien la matriz que libera una multiplicación de alternativas concretas por ensayar. Latouche propone cambiar de rumbo con un programa radical, sistemático, de 8 Rs: revalorizar; re conceptualizar; reestructurar; redistribuir; relocalizar; reducir; reutilizar; reciclar. Estos ocho objetivos interdependientes son susceptibles de impulsar un círculo virtuoso de descrecimiento sereno, convivencial y sostenible.  Estos objetivos entrañan lo mismo revolución que retroceso, cambio radical de dirección e innovación que repetición. En lo que concierne a las sociedades del Sur, el objetivo del descrecimiento no puede concebirse en los mismos términos, ya que todavía no son en su gran mayoría sociedades de crecimiento. Intentar el descrecimiento en el Sur, es intentar el desenvolvimiento, es decir: la eliminación de los obstáculos a la expansión de sociedades autónomas y desencadenar un movimiento en espiral que permita colocarse en la órbita del círculo virtuoso de las 8Rs. Múltiples ensayos de vida alternativa (vida simple, vida lenta, ecotecnias, neo campesino, neo artesano, cooperativas, Slow Food, comunidades ecológicas) se consideran formas de descrecimiento. 

En 2003, nace en Francia el movimiento político por el descrecimiento con la publicación del artículo de Latouche "Pour una societé de decroissance" en Le Monde Diplomatique; en 2004 se funda en Lyon el periódico La Decroissance. Le journal de la joie de vivre ; Francois Schneider recorre Francia en un burro y ayuda a crear así grupos de decroissance en varias provincias; se extiende el movimiento a Italia, con los textos de Mauro Bonaiuti  y Maurizio Pallante; en 2007, con el apoyo de Joan Martinez Alier nacen los primeros grupos de decrecimiento en España al mismo tiempo que en la ciudad de México nace el primer grupo de descrecimiento, con el apoyo de ECOMUNIDADES, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México; en 2008 se celebra en París la primera conferencia internacional sobre descrecimiento; en 2010 la segunda en Barcelona; en 2012 se celebra en Montreal la International Conference on Degrowth in the Américas y en Venecia  la Tercera International Conference on Degrowth.  

México DF 16 de noviembre de 2012

 

 



[1] En este texto utilizamos el término descrecimiento como la traducción de decroissance aceptada en el Primer Coloquio sobre Descrecimiento celebrado en la ciudad de México en octubre de 2007; este término se traduce al inglés, como degrowth, al italiano como decrescita y en España, como decrecimiento. Utilizamos en México el término descrecimiento con el propósito de denotar una intención o propósito  social y político y alejarnos de la connotación económica o científica de la palabra decrecimiento.

[2] Serge Latouche: Le Pari de la Decroissance, Fayard, 2006. La Megamachine, La Decuverte. MAUSS, 2004

[3] Jacques Ellul: le Bluff Technologique, Hachette, París,1998

[4] Nicholas Georgescu-Roeguen Nicholas, Demain la descroissance, Sang de la terre, Fontenay-le-Fleury, 1995. The Entropy Law and the Economic Problem, (1971) Harvard University Press: Cambridge, Massachusetts

[5] Paul Aries: Decroissance ou Barbarie, Golias, 2005



-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 

Hospedaje gratuito o solidario en Querétaro para el Segundo Encuentro Descrecentista

Hospedaje gratuito o solidario en Querétaro.
 
Las Casa del Obrero nos ofrece hospedaje gratuito, con sleeping bag, a quienes quieran asistir a la Segunda Reunión Preparatoria de Querétaro; tambien, existe la posibilidad de conseguir hospedaje solidario en esa ciudad. Los interesados, favor de dirigirse a nuestro anfitrión, Samuel Brugger, al correo:  samuel.brugger@gmail.com o al celular 5513338754. Consultar tambien la posibilidad de compartir auto desde el DF, Puebla o Pachuca, con otros asistentes


-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 

El viernes 22 de noviembre da comienzo en Querétaro la Segunda Reunión Preparatoria

El viernes 22 de noviembre da comienzo en Querétaro la Segunda Reunión Preparatoria

 
 Cuarto Comunicado
16 de noviembre de 2013
En caso de querer pagar con deposito bancario o con tarjeta de crédito, la Universidad Autónoma de Querétaro nos ofrece las siguientes ligas:
Para la inscripción del publico en general $ 250.00
http://comunidad.uaq.mx:7779/InscripcionGeneral/Inscripcon.jsp?cc=3057

Para la inscripción de estudiantes y ONGs $50.00
http://comunidad.uaq.mx:7779/InscripcionGeneral/Inscripcon.jsp?cc=3058

Para la constancia de la 2DA REUNION  $100.00
http://comunidad.uaq.mx:7779/InscripcionGeneral/Inscripcon.jsp?cc=3059
Al registrarse en estas ligas aparecen las opciones de pago.
La Segunda Reunión Preparatoria hacia un Encuentro Nacional de Descrecimiento tendrá lugar en el Patio de los Naranjos del antiguo edificio de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Querétaro, situado en la esquina de Prospero Vega y 16 de septiembre, a dos cuadras de la Plaza de Armas de Querétaro. Tenemos confirmados mas de 25 ponentes, defensores de gran talla de la convivencia feliz y del respeto a la Naturaleza.

La primera asamblea de esta Segunda Reunión dará inicio a las 9 de la mañana del viernes 22 de noviembre, con la presentación de las propuestas de integrantes del comité organizador sobre cómo dar impulso al descrecimiento en México y en el mundo y diversas presentaciones magistrales, entre las que destaca la de la Sra. Cristina Barros. Posteriormente, se integran las mesas de diálogos en las que participan diversos ponentes, como Adriana Matalonga de ECOMUNIDADES; Margarita Barney de GRUPDESAC; el arquitecto Felipe Álvarez Ordoñez, experto en el desarrollo urbano; José Arias Chávez del Pacto de Grupos Ecologistas.  Por la tarde, tendremos las presentaciones de Miguel Valencia de ECOMUNIDADES y Carlos Padilla, experimentado promotor de la propuesta Basura Cero. Luego, el rector de la UAQ, Dr. Gilberto Herrera Ruiz, nos dará la bienvenida, y tendremos la conferencia de Jean Robert, autor de libros sobre urbanismo, transporte, ecología y pobreza.

El sábado 23 y domingo 24 tendremos las presentaciones del profesor  Juan Garay de la universidad de Granada y de Berkley, experto en temas de equidad y gran conocedor del movimiento español de decrecimiento; la Dra. Mina Lorena Navarro, secretaria académica del Centro de Estudios Sociológicos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM;  Fernando Amezcua, secretario de Educación del Sindicato Mexicano de Electricistas; Arquitecto Gustavo Romero, profesor de posgrados de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, con gran experiencia en la vivienda popular en Latinoamérica; Laura Collin, experimentada promotora de la Economía Solidaria, entre otros ponentes.
Se presentarán a debate en las asambleas las siguientes proscripciones que deberían suscribir los objetores del crecimiento en México.
  1. No a la energía nuclear
  2. No a los transgénicos
  3. No al fracking para la extracción de gas shale
  4. No a la extracción de petróleo en aguas profundas
  5. No a la minería a cielo abierto
  6. No a las grandes presas y trasvases
  7. No a las grandes eólicas
  8. No a los agrocombustibles
  9. No a la incineración o confinamiento de desechos
  10. No a los megaproyectos de cualquier tipo.
  11. No a la nanotecnología
  12. No a los tratados de libre comercio
 
El registro estará abierto desde las 8 de la mañana del viernes 22 de noviembre; sólo tendrán descuento quienes puedan demostrar que son estudiantes o representantes de organizaciones sociales. Al momento del registro se debe pagar  la comida ya que solo habrá comida para quienes hayan pagado por anticipado antes de las 10 de la mañana.
 
Las exposiciones culinarias de los cocineros de Slow Food y las de artesanos de diversas regiones  del país, estarán en la cercanía de los asistentes.   

Reiteramos nuestras recomendaciones para la participación en esta Segunda Reunión:

  • No colocar sobre las mesas de esta Reunión, botellas de agua embotellada o celulares, smartphones, Ipods, Blackberrys, ni mostrarlos en lo posible durante el evento, en el caso de tenerlos consigo. Tendremos jarras de agua en las reuniones.  Apagar los teléfonos móviles al ingresar a los salones donde se celebran las mesas, asambleas, presentaciones. Salir del Patio de los Naranjos, para hacer uso de sus celulares, móviles, smartphones, etc.
  •  Llevar sus vasos personales. No desechar empaques o instrumentos en esta reunión. Llevar sus cubiertos personales para comer en los corredores del edificio.

Representantes regionales del comité organizador fuera del estado de Querétaro

 

Distrito Federal: Isidro Navarro: agorafilia@gmail.com Edith Gutiérrez: aladoser@yahoo.com ; Miguel Valencia: vammulkay@gmail.com

Guanajuato: adasolana@yahoo.com

Estado de México: Dra. Hilda Vargas: procesdco@yahoo.com.mx

Morelos: Alicia Dorantes: ismaela13@yahoo.com

Puebla: Lucila Torres: caesolh@gmail.com

 

Comité Organizador de la Segunda Reunión Preparatoria hacia un Primer Encuentro Nacional de Descrecimiento, Querétaro, 2013

Ada Solana, Adriana Matalonga, Alicia Dorantes, Edith Gutiérrez, Hilda Vargas, Isidro Navarro, Lucila Torres, Miguel Valencia, Samuel Brugger


-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 
Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México

domingo, 17 de noviembre de 2013

El viernes 22 de noviembre da comienzo en Querétaro la Segunda Reunión Preparatoria

El viernes 22 de noviembre da comienzo en Querétaro la Segunda Reunión Preparatoria

 
 Cuarto Comunicado
16 de noviembre de 2013
En caso de querer pagar con deposito bancario o con tarjeta de crédito, la Universidad Autónoma de Querétaro nos ofrece las siguientes ligas:
Para la inscripción del publico en general $ 250.00
http://comunidad.uaq.mx:7779/InscripcionGeneral/Inscripcon.jsp?cc=3057

Para la inscripción de estudiantes y ONGs $50.00
http://comunidad.uaq.mx:7779/InscripcionGeneral/Inscripcon.jsp?cc=3058

Para la constancia de la 2DA REUNION  $100.00
http://comunidad.uaq.mx:7779/InscripcionGeneral/Inscripcon.jsp?cc=3059
Al registrarse en estas ligas aparecen las opciones de pago.
La Segunda Reunión Preparatoria hacia un Encuentro Nacional de Descrecimiento tendrá lugar en el Patio de los Naranjos del antiguo edificio de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Querétaro, situado en la esquina de Prospero Vega y 16 de septiembre, a dos cuadras de la Plaza de Armas de Querétaro. Tenemos confirmados mas de 25 ponentes, defensores de gran talla de la convivencia feliz y del respeto a la Naturaleza.

La primera asamblea de esta Segunda Reunión dará inicio a las 9 de la mañana del viernes 22 de noviembre, con la presentación de las propuestas de integrantes del comité organizador sobre cómo dar impulso al descrecimiento en México y en el mundo y diversas presentaciones magistrales, entre las que destaca la de la Sra. Cristina Barros. Posteriormente, se integran las mesas de diálogos en las que participan diversos ponentes, como Adriana Matalonga de ECOMUNIDADES; Margarita Barney de GRUPDESAC; el arquitecto Felipe Álvarez Ordoñez, experto en el desarrollo urbano; José Arias Chávez del Pacto de Grupos Ecologistas.  Por la tarde, tendremos las presentaciones de Miguel Valencia de ECOMUNIDADES y Carlos Padilla, experimentado promotor de la propuesta Basura Cero. Luego, el rector de la UAQ, Dr. Gilberto Herrera Ruiz, nos dará la bienvenida, y tendremos la conferencia de Jean Robert, autor de libros sobre urbanismo, transporte, ecología y pobreza.

El sábado 23 y domingo 24 tendremos las presentaciones del profesor  Juan Garay de la universidad de Granada y de Berkley, experto en temas de equidad y gran conocedor del movimiento español de decrecimiento; la Dra. Mina Lorena Navarro, secretaria académica del Centro de Estudios Sociológicos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM;  Fernando Amezcua, secretario de Educación del Sindicato Mexicano de Electricistas; Arquitecto Gustavo Romero, profesor de posgrados de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, con gran experiencia en la vivienda popular en Latinoamérica; Laura Collin, experimentada promotora de la Economía Solidaria, entre otros ponentes.
Se presentarán a debate en las asambleas las siguientes proscripciones que deberían suscribir los objetores del crecimiento en México.
  1. No a la energía nuclear
  2. No a los transgénicos
  3. No al fracking para la extracción de gas shale
  4. No a la extracción de petróleo en aguas profundas
  5. No a la minería a cielo abierto
  6. No a las grandes presas y trasvases
  7. No a las grandes eólicas
  8. No a los agrocombustibles
  9. No a la incineración o confinamiento de desechos
  10. No a los megaproyectos de cualquier tipo.
  11. No a la nanotecnología
  12. No a los tratados de libre comercio
 
El registro estará abierto desde las 8 de la mañana del viernes 22 de noviembre; sólo tendrán descuento quienes puedan demostrar que son estudiantes o representantes de organizaciones sociales. Al momento del registro se debe pagar  la comida ya que solo habrá comida para quienes hayan pagado por anticipado antes de las 10 de la mañana.
 
Las exposiciones culinarias de los cocineros de Slow Food y las de artesanos de diversas regiones  del país, estarán en la cercanía de los asistentes.   

Reiteramos nuestras recomendaciones para la participación en esta Segunda Reunión:

  • No colocar sobre las mesas de esta Reunión, botellas de agua embotellada o celulares, smartphones, Ipods, Blackberrys, ni mostrarlos en lo posible durante el evento, en el caso de tenerlos consigo. Tendremos jarras de agua en las reuniones.  Apagar los teléfonos móviles al ingresar a los salones donde se celebran las mesas, asambleas, presentaciones. Salir del Patio de los Naranjos, para hacer uso de sus celulares, móviles, smartphones, etc.
  •  Llevar sus vasos personales. No desechar empaques o instrumentos en esta reunión. Llevar sus cubiertos personales para comer en los corredores del edificio.

Representantes regionales del comité organizador fuera del estado de Querétaro

 

Distrito Federal: Isidro Navarro: agorafilia@gmail.com 

Edith Gutiérrez: aladoser@yahoo.com ; 

Miguel Valencia: vammulkay@gmail.com

Guanajuato: adasolana@yahoo.com

Estado de México: Dra. Hilda Vargas: procesdco@yahoo.com.mx

Morelos: Alicia Dorantes: ismaela13@yahoo.com

Puebla: Lucila Torres: caesolh@gmail.com

 

Comité Organizador de la Segunda Reunión Preparatoria hacia un Primer Encuentro Nacional de Descrecimiento, Querétaro, 2013

Ada Solana, Adriana Matalonga, Alicia Dorantes, Edith Gutiérrez, Hilda Vargas, Isidro Navarro, Lucila Torres, Miguel Valencia, Samuel Brugger


  • -- 
    Miguel Valencia
    ECOMUNIDADES 

    miércoles, 13 de noviembre de 2013

    Una afrenta y una tragedia, la aprobación de la reforma energética de Peña Nieto y del PAN

    Una afrenta y una tragedia, la aprobación de la reforma energética de Peña Nieto y del PAN

    En memoria del dramaturgo y activista Ken Saro-Wiwa y ocho voceros de la tribu Ogoni de Nigeria, que fueron ejecutados el 10 de noviembre de 1995 por una junta militar al servicio de la  petrolera Shell, por su oposición a las actividades de esta petrolera en tierra Ogoni, en el delta del Río Níger. 

    La modificación de los artículos 27 y 28 constitucionales implica inevitablemente un disparo en los volúmenes de extracción de gas y petróleo no convencional en nuestro país, extracciones que tienen riesgos  y contaminaciones muy superiores al gas y petróleo convencional; entraña ineludiblemente una agudización de la violencia contra las bases de la vida de miles de comunidades cercanas a los pozos de este nuevo gas y petróleo. Las operaciones de extracción de gas y petróleo shale por medio del fracking o fractura hidráulica y la extracción de petróleo en aguas profundas producen ya en otros países una excesiva contaminación y desastres ecológicos y sociales; constituyen una catástrofe de dimensiones históricas para las regiones o territorios, ya que afectan muy negativamente a varias generaciones, de acuerdo a la experiencia internacional. Podemos imaginar ya el envenenamiento de los acuíferos, los suelos y los cuerpos de agua de los estados cercanos al Golfo de México y  el mismo Golfo convertido en una cloaca, en un mar muerto mal oliente, letal para quienes caigan en sus aguas. En sitio alguno las petroleras internacionales cuidan el Medio Ambiente y la salud de los pueblos vecinos de sus instalaciones.

     Varias regiones y países empiezan a rechazar el fracking en su suelo, Francia muy destacadamente; vecinos de miles de comunidades de EUA, Canadá, Australia, Inglaterra, Polonia, España, Argentina, se manifiestan insistentemente contra esta nueva barbarie petrolera. Además, como sucede frecuentemente en África en los asuntos petroleros y a veces sucede en México con las empresas mineras canadienses, los vecinos opositores a estas actividades son misteriosamente asesinados  o encarcelados por acusaciones  de crímenes fabricados por estas empresas. Por otro lado, las muy poderosas petroleras internacionales (EXXON, Chevron, BP-British Petroleum, Shell,  Halliburton, entre otras), se inclinan por imponer gobiernos y leyes en los países donde trabajan y demandarlos, en los tribunales de Manhattan, por cantidades estratosféricas de indemnización debido a menores y muy discutibles violaciones a sus contratos.  Hacer negocios con ellas resulta un desastre para países débiles y empobrecidos como México y a veces hasta para los poderosos, como es el caso de EUA, con la British Petroleum (Deepwater Horizon)

    La aprobación de la reforma energética de Peña Nieto puede tener efectos tan catastróficos como un golpe de estado o una invasión del territorio nacional; puede implicar una gran presencia en el país de espías, agentes, policías extranjeros o la ocupación militar, por parte del país del Norte. Nada bueno puede resultar de la reforma energética que proponen Peña Nieto, el PRI y el PAN, que son muy acabados productos del lamentable sistema político mexicano y que se sostienen en el poder con ex presidentes, secretarios, subsecretarios, directores generales, legisladores en oscuras relaciones con banqueros, grandes empresarios y otros tipos de traficantes; con la proliferación de secretos subsidios, privilegios fiscales, concesiones y licencias y descarados contubernios publico-privados; con millones de personas en la miseria y muchos mexicanos supermillonarios en la revista Forbes; con cientos de miles de personas ejecutadas y decenas de miles desaparecidas y cientos de municipios sin ley, controlados por el narco; que se hacen fuertes con un gasto exorbitante en equipos de seguridad, policías y militares y primeros lugares mundiales en violación a los derechos humanos, en obesidad, en diabetes, y en cáncer; que se benefician con el saqueo frenético de las riquezas naturales del país, los acuíferos sobreexplotados,  la contaminación avanzada de los suelos, los ríos, los lagos, los humedales, los manglares, la diversidad biológica en extinción y la explosión de la basura; que se fortalecen en el poder con las ciudades convertidas en campos de concentración, el campo devastado y envenenado y los campesinos en la migración.

    Nada bueno puede resultar de la reforma energética que proponen Peña Nieto , el PRI y el PAN que triunfan en la política con la educación y los medios al servicio del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios; con la economía controlada por monopolios transnacionales y la finanza al servicio de la Reserva Federal, Wall Street y la City; que se hacen poderosos con las elecciones más costosas del mundo, basadas en la compra de votos, de spots, de medios y de institutos electorales y  los más caros y supernumerarios legisladores y funcionarios públicos del mundo; que se hacen implacables (no ven, no oyen), con  los tratados comerciales convertidos en plagas nacionales y los militares y policías del país del Norte en el control de la seguridad; que prosperan con los gobiernos poderosos del circuito anglosajón (EUA, Canadá, Inglaterra) tomando las principales decisiones del país. Nada bueno puede resultar de las reformas de un gobierno y unos partidos que son producto de la corrupción rampante y  del sometimiento total del país a los intereses de los gobiernos poderosos del circuito anglosajón y a sus grandes inversionistas.

    La aprobación de la reforma política es una afrenta a la gran mayoría de los mexicanos que rechaza esta iniciativa y que sabe de la gran falta de legitimidad democrática y antecedentes de corrupción de Peña Nieto, el PRI y el PAN y también, es una tragedia para la sociedad mexicana y las riquezas naturales de este país.

    ¡No a la reforma energética!



    -- 
    Miguel Valencia
    ECOMUNIDADES 

    domingo, 10 de noviembre de 2013

    El súper tifón Yolanda, Haiyan de Filipinas envía un mensaje a la cumbre de Varsovia, al COP-19. No hay solución de Estado ni de Mercado al desastre climático.

    El súper tifón Yolanda, Haiyan de Filipinas envía un mensaje a la cumbre de Varsovia, a la COP-19. No hay solución de Estado ni de Mercado al desastre climático.

     

    El súper tifón Yolanda, Haiyan de Filipinas, llega puntualmente a tocar las puertas de la cumbre climática de Varsovia que inicia este lunes 11 de noviembre; llega después de dos años de súper tifones (Pablo y Bopha, en 2012) y fuera de la ruta habitual de estos eventos climáticos, afectando así a regiones que no estaban acostumbradas a ellos. Los pasados súper tifones arrasaron a Mindanao y ahora a las Visayas. Yolanda tuvo vientos mucho mayores que la súper tormenta Sandy que afectó a Nueva York en octubre de 2012 y al huracán Katrina que destruyó a Nueva Orleans en 2005.
     
    No obstante, es virtualmente impensable que los gobiernos que se reúnen en Varsovia adopten alguna medida significativa frente al desastre climático; no tienen planes de acción, según el Acuerdo de Durban, hasta el 2020; garantizan con ello los cuatro grados de aumento en la temperatura terrestre en este siglo. Se pensaba que Obama elevaría la prioridad de los asuntos climáticos después del desastre de Sandy, tomando en cuenta que el 70 % de los norteamericanos ahora creen en la existencia del "cambio climático"; sin embargo, no tiene capacidad para enfrentar a los negacionistas climáticos del Tea Party y a los carteles empresariales de su país.
     
    Tampoco se puede esperar mucho de China que ahora es el mayor emisor de carbono y que arrastra con ella a Brasil e India; lo mismo sucede con México, que desde hace muchos años sigue devotamente la línea climática de EUA. Este impasse conviene mucho a los enemigos del clima. ¿Habrá algún gobierno que quiera romper los procedimientos de este tipo de negociaciones? ¿ Donde está ahora Evo Morales? ¿qué organizaciones sociales pueden cambiar la posición climática del gobierno mexicano?
     
    En 2010, los promotores del Klimaforum10 de Cancún adoptamos una plataforma política que afirma lo siguiente: FRENTE AL DESASTRE CLIMÁTICO, NO HAY SOLUCIÓN ESTATAL NI DE MERCADO . En los asuntos climáticos, no podemos esperar de los gobiernos y los empresarios sino mentiras, engaños, fantasías, irresponsabilidad (La nueva Ley sobre Cambio Climático, impulsada por el PVEM, va en este sentido); esta posición implica que las organizaciones sociales y civiles son las principales fuerzas del cambio, la alternativa histórica, en la solución del desastre climático. La Vía Campesina y las organizaciones indígenas son sin lugar a duda las principales fuerzas en esta lucha en el mundo. En México, solo podemos esperar soluciones de parte de las comunidades zapatistas, de los campesinos, trabajadores y vecinos que  quieran recuperar el cultivo de alimentos en pequeña escala y abandonar el consumo de alimentos producidos en gran escala.


    -- 
    Miguel Valencia
    ECOMUNIDADES 
    Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México

    viernes, 8 de noviembre de 2013

    Un viejo debate en la izquierda: respuesta de Jean Robert al comentario de Vicencs Navarro sobre decrecimiento e Ivan Illich

    Un viejo debate en la izquierda: respuesta de Jean Robert al comentario de Vicencs Navarro sobre decrecimiento e Ivan Illich
    Publico, el muy importante periódico español de izquierda, publica un artículo del destacado profesor catalán, Vicencs Navarro, que critica a los grupos españoles de decrecimiento y al gran pensador Ivan Illich cuyo pensamiento es inspiración central de estos grupos y tambien del nuestro. Por medio del sitio español decrecimiento tenemos conocimiento de este artículo. Otra crítica como las que endereza Pablo Gonzalez Casanova al descrecimiento. Solicitamos un comentario a Jean Robert , tal vez el más relevante conocedor del pensamiento de Illich, quien nos responde: El alumno es peor que el maestro y envía un texto sobre su experiencia en la escuela zapatista.  
     
     
     
     Un tema para el debate en la Segunda Reunión Preparatoria de descrecimiento que tendrá lugar en Querétaro entre el 22 y el 24 de noviembre.
     

     
    Miguel Valencia
    ECOMUNIDADES 

    Invitación al Seminario de Descrecimiento - 6, 7 y 8 de diciembre 2017, FCPyS -UNAM

    En esta ocasión nos complace invitarlos cordialmente al "Seminario Degrowth-Descrecimiento" que se realizará los días 6,7 y 8 ...

    Popular en Descrecimiento