¿Qué implican los proyectos internacionales de extracción de Petróleo No Convencional?

¿Qué implican los proyectos internacionales de extracción de Petróleo No Convencional?

Segunda Parte del texto ¿Qué está en juego con la introducción del infierno gasero en México?

Ponencia presentada el 5 de agosto ante el grupo de trabajo por una red nacional en defensa de la Madre Tierra  

En la primera parte de este estudio nos preguntábamos sobre el motivo del auge en los Estados Unidos, en los últimos siete años, de tantas  nuevas formas de extraer gas o petróleo o de producir gasolinas, como son: la extracción de gas o petróleo shale por medio del fracking, o de petróleo en aguas profundas, o la importación del petróleo canadiense extraído de las arenas bituminosas de la cuenca del río Athabasca de Alberta, o el lanzamiento del proyecto para la construcción del oleoducto Keystone X, para traer este petróleo de Alberta a las costas del Golfo de México, o de los proyectos para extracción de petróleo en las zonas protegidas del Ártico o de California y la producción en gran escala de agrocombustibles - etanol de maíz transgénico- para producir principalmente gasolinas utilizadas en la industria de la aviación. Estas nuevas formas de extracción de gas o petróleo o producción de gasolinas, pueden caber en la definición de lo que los gobiernos califican como Petróleo No Convencional, y que otros calificamos de Petróleo Extremo. Hay que añadir a este cuadro otros hechos simultáneos, como son: el renacimiento de la energía nuclear en el mundo- frenado por la catástrofe de Fukushima- el auge de las llamadas energías renovables, como las solares, eólicas, biomasa, etc.; la elevación radical en los precios de las gasolinas y de las tarifas eléctricas y el fortalecimiento de los programas de "ahorro de energía".

¿Qué explica entonces este auge o frenesí por desarrollar el Petróleo No Convencional, la energía nuclear y las energías verdes o renovables, y además, para elevar los precios de las gasolinas y las tarifas eléctricas, y los programas de "ahorro de energía"? Una buena explicación de este torbellino energético estaría en un hecho geológico que indicaría que ya no hay nuevos yacimientos importantes en el mundo de gas o petróleo tierra adentro o en tierra firme; es decir: de gas o petróleo de bajo costo de extracción, como el que hemos conocido en los últimos 130 años; los pozos petroleros en tierra firme en el mundo empiezan a declinar en su producción y no hay nuevos yacimientos importantes que los substituyan. Esto explicaría, también, las tendencias de los precios del petróleo en los últimos ocho años en los que el petróleo no sólo superó la barrera de los cien dólares el barril sino que escaló en 2008 hasta los ciento cincuenta y ocho pesos el barril, unas semanas antes de que se iniciara la gran crisis financiera que a su vez provocó la crisis económica mundial de los últimos cuatro años, de la cual no se le ve la salida. Lo notable es que, a pesar de la terrible crisis económica mundial que hemos sufrido en estos cuatro años, el precio del petróleo se ha mantenido consistentemente arriba de los cien dólares el barril, lo que en el país del Norte califican, como la Era de los Tres Dígitos contra la economía mundial.

¿Por qué el gobierno de ese poderoso país somete en su territorio a tantas familias, pueblos y territorios a tanto sufrimiento y devastación ambiental  provocados por la extracción de gas y petróleo shale, por medio del fracking? ¿Qué significa esta locura en ese país por extraer o importar Petróleo No Convencional o petróleo de muy alto riesgo y excesivo impacto socio ambiental o Petróleo Extremo? Si declina en todo el mundo, incluyendo en Arabia Saudita, la extracción de petróleo en tierra firme o en aguas someras, entonces esta condición geológica quiere decir que empieza el Final del Petróleo Barato o del petróleo de bajo costo económico y ecológico de extracción y que entramos a la era en que es necesario desarrollar opciones que puedan sustituir al gas o petróleo que ya no podremos extraer por el agotamiento de los pozos en tierra firme. El gas shale por fracking, la perforación en aguas profundas y las demás formas del Petróleo No Convencional  eran conocidas hace muchos años, sin embargo, no se habían aplicado previamente porque implican, como lo hemos visto, impactos socio ambientales al menos diez veces mayores que el Petróleo Convencional , además de costos de extracción entre cinco y siete veces mayores.

Cuando hace unas décadas el muy poderoso país del Norte se dio cuenta  de la cercana caída generalizada en el mundo de los pozos petroleros en tierra firme, considera la aplicación de diversas medidas de contención del disparo en los precios del petróleo-el temido shock petrolero-como las siguientes: la invasión de Irak e Irán, la explotación del Petróleo No Convencional, el renacimiento de la energía nuclear, el ahorro de energía, la promoción de las energías verdes o renovables, la producción de gasolinas- agrocombustibles- por medio de etanol extraído de caña de azúcar, maíz, jatropha y otras plantas; también, considera la extracción de petróleo en zonas hasta ahora protegidas por razones ambientales, como el Ártico, el Amazonas, las costas de California y hasta una mayor explotación de las minas de carbón. Después del fracaso de la guerra de Irak en 2004, este país tan adicto al consumo de petróleo, adopta como sus cartas fuertes o estratégicas, a la extracción de gas shale, por medio del fracking- indebidamente calificado como combustible limpio- y de petróleo en aguas profundas. Elige estas opciones del Petróleo No Convencional  debido a que implican la posibilidad de obtener volúmenes de gas y petróleo suficientes como para bajar o contener por algunos años los aumentos radicales en los precios del petróleo; para amortiguar por algunos años el temido shock petrolero derivado del Final del Petróleo Barato que podría desencadenar una catástrofe económica y política mundial.

El auge del Petróleo No Convencional, como el gas shale y el petróleo de aguas profundas, confirma rotundamente que inicia ya la decadencia irremediable de la producción del Petróleo Convencional ¿Por qué habría de extraerse un nuevo gas y un nuevo petróleo que tiene tan elevado costo social, ambiental y económico si todavía hubiera en el mundo grandes reservas del Petróleo Convencional? La selección del gas shale y del petróleo de aguas profundas como elementos centrales de la estrategia energética del peligroso país del Norte entraña por otra parte una apuesta a que otros países bajo su área de influencia, que ahora no producen petróleo o que dejan de producir Petróleo Convencional  como México, se embarquen en la aplicación de este tipo de tecnologías que ellos pueden controlar por su muy elevado costo económico y pueda así, impulsar una elevada oferta de petróleo "barato"  por algunos lustros, a un escandaloso costo social y ambiental. ¿Qué implica para México esta nueva situación energética internacional en la que termina la era del Petróleo de bajo costo y entra la era del Petróleo de excesivo costo social y ambiental? En la tercera parte de este artículo trataré de responder a estas preguntas.

¡No al calamitoso fracking, para extraer al gas shale!
¡No a la muy riesgosa extracción de petróleo en aguas profundas!

¡No a la engañosa revolución energética de EUA!

 ¡No a la reforma energética de Peña Nieto y del PAN!



--
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES

Comentarios

Entradas populares de este blog

Movimiento decrecentista en México.

Tercer informe a los adherentes a la Propuesta de Conferencia Internacional de Descrecimiento