jueves, 31 de diciembre de 2015

Canadá, en el día de Trudeau tras la noche de Harper

Los canadienses pueden ser en algún momento una gran ayuda para los mexicanos frente a la muy negativa influencia del vecino del norte. Las provincias de Ontario y Quebec, por sus culturas originarias, su cultura cuáquera- muy influyente en la creación de Greenpeace, Amnistía Internacional y a la que pertenecen grandes personajes como Joan Baez o Ben Kingsley- y su influencia francesa, tienen tal vez el más desarrollado movimiento por el descrecimiento del continente americano. Nuestro compañero en la lucha vecinal de la ciudad de México, Dennis Stevens, muy destacado por su defensa de los bienes comunes de las Lomas de Chapultepec y la Miguel Hidalgo, es un gran amigo de Justin Trudeau, nuevo primer ministro de Canadá. Esperemos que este cambio en Canadá permita frenar la destrucción del territorio mexicano y el saqueo de minerales realizado por empresas pirata canadienses.

MV
-----------------------------------
Canadá, en el día de Trudeau tras la noche de Harper
Robert Fisk
La Jornada 20 de diciembre de 2015, MUNDO

Ensalcemos ahora a hombres famosos… viene a la mente Justin Trudeau, Canadá está de regreso, dijo el nuevo primer ministro de ese país a la conferencia del clima en París, y cerró la puerta al Canadá intolerante y agresivo que su predecesor conservador había estado empeñado en crear.
Es agradable escribir una nota que levante el ánimo y no lo haga decaer, como por necesidad son la mayoría de reportes sobre Medio Oriente. Estuve en Canadá durante la elección, cuando el ex primer ministro Stephen Harper lanzó una campaña de tan cruel mendacidad contra la minoría musulmana de su país que comencé a preguntarme si Canadá había perdido su autoridad moral en el mundo.
Levanten la mano, pedí a un grupo grande y acaudalado de hombres de negocios canadienses en Banff, aquellos de ustedes que hayan tenido que disculparse en el extranjero por la conducta de Stephen Harper. Míseros tres la levantaron. Algunos no decían precisamente la verdad, respondió en privado uno de los organizadores de la conferencia.
Yo lo sabía. De ser una potencia magnánima y pacificadora que creía en la ONU, los derechos humanos y un futuro multicultural, Canadá se estaba convirtiendo en un país obsesionado con la seguridad, la intrusión del Estado, el temor (a los musulmanes, desde luego) y el poder conglomerado. Harper era economista; Trudeau ha sido maestro de escuela.
Casi lo primero que hizo Trudeau fue decirle a Barack Obama que Canadá no volvería a usar su fuerza aérea para bombardear al Isis. Cerró el proceso contra mujeres musulmanas que deseaban usar el niqab para cubrirse parcialmente el rostro en ceremonias de naturalización. Y envió a la fuerza aérea canadiense a Beirut a recoger cientos de refugiados sirios –día tras día– y llevarlos a su nuevo hogar en Canadá.
A diferencia de nuestro siniestro David Cameron –que ignoró en forma desalentadora al primer cargamento de sirios que desembarcaron en Reino Unido–, Trudeau fue al aeropuerto a saludar a los primeros 163 refugiados que encontrarían santuario en su país, los abrazó, soportó las selfies obligatorias y les dijo: bienvenidos a casa. Por instrucciones suyas, la Real Fuerza Aérea Canadiense habrá llevado 25 mil refugiados al país de aquí a finales de febrero. Obama recibirá la mísera cantidad de 10 mil hacia finales del año próximo… si Trump lo permite.
El año pasado, en el cuartel en Vancouver de los Rifleros del duque de Connaught, conocí al comandante de la unidad, un teniente coronel sij de turbante, nacido en India, Harjit Sajjan. Había prestado servicio en la fuerza de paz en Bosnia e hizo tres viajes a Afganistán, donde no sólo fue oficial de inteligencia, sino diseñó una máscara antigás para soldados barbudos. Patriota canadiense, enérgico y con sentido del humor –un poco pasado de listo, pensé con crueldad en ese tiempo–, hubiera sido un excelente comandante en jefe. Hizo algo mejor: Trudeau lo acaba de nombrar ministro de Defensa.
Y Trudeau también anunció una ministra afgana. La mitad de su gabinete son mujeres. Al preguntarle por qué, respondió:Porque es 2015. Los recortes que hizo Harper a los presupuestos de cultura y artes –y a la emisora estatal CBC, acosada por la pobreza– tienen que echarse atrás. Trudeau respondió a la masacre del 13 de octubre en París ofreciendo con calma toda la ayuda a los primos franceses de Canadá, en vez de propugnar la guerra, aunque al describir los ataques meramente como profundamente preocupantes y perturbadores provocó airadas reacciones de los derrotados partidarios de Harper.
Hay algunas sombras. Trudeau y su esposa aparecen en una nota de portada en el nuevo número de Vogue –ecos de su finado padre y primer ministro Pierre, hombre de mundo pero humano, quien también tenía una bella esposa–, pero, si Angela Merkel puede recibir la portada de Time, ¿por qué un canadiense no puede aparecer en Vogue?
La comunidad francocanadiense de Trudeau tiene cierto racismo antimusulmán que vale la pena olvidar, y desde la oposición Trudeau apoyó la horrible Ley de Prácticas Culturales Bárbaras, que prohibía la poligamia y el asesinato por honor –la ley estaba claramente dirigida a musulmanes–, pese a que ya la legislación nacional castigaba esos crímenes.
Tal vez los quebequenses tengan más influencia sobre Trudeau de la que quiere confesar; hay incluso un rasgo levemente misógino en esa comunidad. En el Canadá francés, un novio es mon chum y una novia es ma blonde.
Igual que en Estados Unidos, quien viniera después de George W. Bush tenía que ser mejor, así que Trudeau es Jesús frente al Viejo Testamento de Harper. Meterá la pata a veces, como lo ha hecho Obama. Pero en la noche de la elección dijo a los canadienses: "sabemos en la médula que Canadá fue construido por gente de todos los rincones del mundo que venera todos los credos… Un canadiense es un canadiense". Fuertes palabras cuando se supone que estamos viviendo en una era de terror. Así que por un tiempo los canadienses pueden llamar a Trudeau su chum, y a su esposa, su blonde.
© The Independent
Traducción: Jorge Anaya
-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 

La vida simple, la frugalidad y el descrecimiento

La vida simple, la frugalidad y el descrecimiento


Médico, escritor, editor y político, Serge Mongeau, es  el más destacado defensor de la vida simple deCanadá y desde luego, un pilar del movimiento degrowth o descrecimiento de ese país; un personaje extraordinario que me hizo el gran honor de invitarme a comer en su casa de Montreal en una ocasión durante la 1a. Conferencia de Degrowth de Las Américas de 2012. En 1985 lanza el término simplicidad voluntaria[1] que significaría modificar nuestro modo de vida por otro menos estresante. En Estados Unidos y Canadá existe desde hace algunos años un movimiento para reducir el consumo o downshifting. Se trata de trabajar, de producir, de gastar y de consumir menos como reacción al ultra consumismo-productivismo que nos imponen las empresas, los gobiernos y una gran parte de las escuelas y universidades.  Latouche advierte que esta palabra[2] se utiliza por primera vez en 1986 en un artículo publicado en el Arkansas Democratic Gazette  sobre la experiencia de un hombre que decidió reducir a la mitad su tiempo de trabajo al renunciar a una posición importante en una empresa. Advierte que al menos la cuarta parte de los australianos entre los 35 y 39 años lo hacen, el 2 % de los estadunidenses hacia 1995 y estima que al menos hay 12 millones de personas  "descrecentistas" en Europa.   

Una vieja tradición filosófica preconiza alguna forma de autolimitación de necesidades para encontrar la felicidad. De acuerdo con Epicuro "el hombre que no está contento con poco no está contento con nada". Según Hans Jonas, la búsqueda infinita termina en el "fracaso infinito". Lucrecio dice "Si tu deseas siempre lo que no tienes, desprecias lo que tienes, entonces tu vida fluye sin plenitud y sin encanto;  y de repente la muerte se te presenta antes de que tú puedas sentirte listo para partir, contento y saciado". La versión americana de la simplicidad voluntaria encuentra una parte importante de su inspiración en la filosofía de Henry David Thoreau; su libro Walden o la Vida en Los Bosques es un clásico entre los ecologistas de ese país; nos dice que traemos atados a nuestro cinturón los objetos que nos pertenecen. La tradición europea puede reivindicarse de Tolstoi, de Gandhi y de sus discípulos, como Lanza del Vasto, fundador de las comunidades del Arca.

En La Convivencialidad, Ivan Illich celebra "la sobria ebriedad de la vida"; para él, la limitación necesaria de nuestros consumos y de la producción, el freno a la explotación de la naturaleza y del trabajo por el capital no significan un regreso a una vida de privación y de trabajo, sino al contrario- si se es capaz de renunciar al confort material- una liberación de la creatividad, un renacimiento de la convivialidad y la posibilidad de llevar una vida digna. Illich denuncia la "condición humana" actual en la que todas las tecnologías se vuelven tan invasivas que ya no se puede virtualmente encontrar la alegría sin en el tecno ayuno La búsqueda de la vida sobria, frugal, no significa autoflagelación masoquista,  significa vivir de otra forma en armonía con sus propias convicciones y la búsqueda de valores verdaderamente satisfactorios.

Miguel Valencia  








[1] Serge Mongeau La Simplicité volontaire , plus que jamais… (La Simplicidad voluntaria, hoy más que nunca)Ecosocieté, Montreal, 1998 


[2] Serge Latouche, La Pari de la decroissance, Fayard 2006.  p.101




-- 
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES 

domingo, 20 de diciembre de 2015

2010: El descrecimiento detrás de la celebración del Klimaforum10 de Cancún: toda una hazaña.

El descrecimiento detrás de la celebración del Klimaforum10 de Cancún: toda una hazaña.


En 2010, del 24 de noviembre  al 12 de diciembre, funciona en Puerto Morelos, Quintana Roo, el Klimaforum10, Cumbre de los Pueblos paralela a la cumbre del clima de las Naciones Unidas, la COP16 de Cancún. El Klimaforum10 (KF10) es un encargo que hacen pequeñas organizaciones sociales de Dinamarca a pequeñas organizaciones sociales de México, después de la muy exitosa celebración del Klimaforum09 de Copenhague organizado por ellas en 2009; un encargo que a dos meses de distancia de su posible realización en Cancún2010 se veía muy improbable. El gobierno mexicano entrega los fondos para su realización 18 días antes de la celebración de este encargo en Cancún. El KF10 recibe la visita de cientos de activistas de todo el mundo, especialmente de Europa, África, Asia y Norte América; recibe a muy destacados activistas de las causas de los pueblos indígenas del mundo afectados por efectos del desastre climático y también recibe a muy sobresalientes activistas en la lucha por la justicia climática. Además, recibe algunos científicos, abogados, periodistas, pensadores y directores de ONGs internacionales, como Greenpeace, ofrecieron presentaciones en las carpas de este foro. Puede consultarse esta información en http://red-ecomunidades.blogspot.com/2011/05/documentos-del-klimaforum-10-cancun.html

En la cumbre de Cancún2010 se organizan tres foros sociales mundiales; el KF10 es uno de ellos;  un hecho inédito en estas cumbres climáticas: habitualmente hay sólo un foro social mundial paralelo a la cumbre oficial. En Cancun2010 se rompe la unidad de las organizaciones mexicanas por el antecedente del conflicto de la Vía Campesina con la cúpula mexicana de ONGs en la cumbre del libre comercio de Cancún de 2003 y por la realización del KF10 promovida por pequeños grupos ecologistas mexicanos. La cúpula mexicana de ONGs rechaza la realización del KF10 dentro del foro social mundial organizado por ella. Por medio de una organización mexicana representante de Friends of the Earth, FOE, la cúpula mexicana de ONGs consigue bloquear los fondos gestionados por las organizaciones danesas para realizar el KF10 y promueve el descrédito de esta iniciativa en la cumbre climática de Cochabamba, Bolivia de abril de 2010. Las organizaciones nacionales e internacionales por la Justicia Climática se dividen ante a esta situación. Sin embargo, en la entrega de la estafeta a la cumbre climática de Cancún COP16, el gobierno de Dinamarca y las organizaciones sociales danesas que organizaron el Klimafoum09 de Copenhague recomiendan al gobierno mexicano apoyar la iniciativa del KF10 en los mismos términos en los que se apoyó a su antecedente: sin condiciones políticas. Fue toda una hazaña lograr esta recomendación que permitió conseguir los fondos gubernamentales para realizar el KF10, con toda la libertad de crítica al sistema.      

La realización del KF10 revela, entre otras cosas, el rechazo de pequeñas organizaciones ecologistas mexicanas al papel que juegan las grandes ONGs internacionales- Greenpeace, WWF, Oxfam, Climate Action Now y otras- en las cumbres climáticas. Entraña la voluntad de evitar que estas grandes ONGS-Bingos o big NGOs monopolicen las cumbres climáticas, impongan la agenda social y ayuden a los gobiernos a impulsar la gran cantidad de falsas soluciones que se aprueban en esas cumbres, como son: los proyectos REDD+, los "Mecanismos de Desarrollo Limpio", los "mercados de carbono", la "agricultura inteligente(smart)", los "offsets" o compensaciones y otros conceptos tramposos, como: las "promesas de reducción de emisiones", la "geoingeniería", la "economía verde", el "crecimiento verde", el "desarrollo sustentable".  Significa la adhesión de las organizaciones ecologistas del KF10 a la lucha mundial por la Justicia Climática, por la Vía Campesina, por la lucha antinuclear, anti petrolera, anti carbón, anti gasera, anti plantaciones, anti transgénicos, anti transportista. La lucha por el Postdesarrollo. Entraña una Plataforma Política que rechaza las soluciones de Estado y de Mercado en los asuntos del clima. http://red-ecomunidades.blogspot.com/2011/05/documentos-del-klimaforum-10-cancun.html    

La organización del KF10 en México implica la apertura de relaciones amistosas  entre pequeñas organizaciones sociales mexicanas con un buen número de pequeñas y grandes organizaciones de la Justicia Climática en el mundo. Implica el establecimiento de un sostenido intercambio de información y análisis sobre el desastre climático con las grandes organizaciones y activistas de la Justicia Climática. Signfica la realización del primer acto internacional de ECOMUNIDADES y el más importante acto en el que haya participado en su organización. El KF10 ratifica, además, la importancia capital que tiene el tema climático para ECOMUNIDADES; después de su fundación en 2005, entre sus primeros actos convoca las primeras reuniones para estudiar esta grave amenaza; en su antecedente, el Foro Ecologista del Valle de México, se discute este tema en sus reuniones preparatorias  de 1991 hacia la Cumbre de la Tierra Río de Janeiro 1992. En nuestra red ecologista, el tema climático ha estado unido siempre al debate de los temas de la electricidad, el gas, las gasolinas, el carbón, el agotamiento del petróleo barato, el transporte, la industria agropecuaria, el libre comercio. En 1986 lanzamos la primera campaña contra el consumo de gasolinas en la Cuenca del Valle de México. 

Finalmente, no hubiera sido posible el KF10 sin la filiación descrecentista-contrarias al crecimiento económico- de las pequeñas organizaciones sociales y ecologistas de Dinamarca que organizaron el Klimaforum09 de Copenhague y la  influencia que tiene en ellas el movimiento internacional de Degrowth (descrecimiento). En 2009, cuando el comité organizador del Klimaforum09 quiere convocar un Seminario Internacional de Degrowth, dentro de su programa de actividades, busca a representantes de este movimiento en los países emergentes o del Sur, en sustitución de la Sra. Vandana Shiva que no podía asistir a este evento por su programa de trabajo y nos seleccionan a nosotros para proponerlo. Una gran distinción que sirve de base al encargo que después nos hacen en 2010.  Este Seminario fue determinante en la decisión de encargarnos la promoción y organización del KF10 de Cancún.  El descrecimiento es una de las grandes propuestas para hacer frente a las calamidades climáticas.

25 de noviembre de 2015

Quinto Aniversario de la celebración del Klimaforum10

Miguel Valencia Mulkay

ECOMUNIDADES, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México

#Decrecimiento Deconstruir, la mentalidad, ideología o imaginario social dominante

Deconstruir, la mentalidad, ideología o imaginario social dominante

Para enfrentar  la imposición de obras innecesarias y muy contrarias a la ecología y las comunidades territoriales. 

Texto presentado a debate en el conversatorio-desayuno del 4 de noviembre de 2015 y aprobado en lo general;  sometido luego a consulta en redes hasta el 18 de noviembre de 2015.

En las últimas décadas, el autoritarismo o la falta de democracia han persistido en México.  El poder judicial no ha dejado de estar muy politizado, a las órdenes de los gobernantes y los partidos y muy alejado de la justicia. El poder legislativo no ha dejado de hacer leyes y reformas a la constitución contrarias al bien común y muy favorables a los poderes fácticos. La famosa alternancia política, una más de las artimañas de los ricos y poderosos,  no ha tenido otro efecto que fortalecer estos males endémicos al punto que ahora amenazan con recrudecerse por medio del encumbramiento de grupos políticos cada día más dependientes de los banqueros, los países poderosos  y  los grandes empresarios; cada día más mentirosos y manipuladores; cada día más contrarios al bien común de los mexicanos. Hay grandes riesgos de una aun mayor regresión autoritaria.

La globalización, los supuestos tratados de libre comercio, los acuerdos internacionales de inversión y de los pagos internacionales, la OCDE, tienen efectos devastadores sobre la soberanía nacional y sobre la política: arrebatan a los mexicanos la capacidad de decidir sobre sus asuntos trascendentales; ponen de rodillas a los políticos mexicanos y adaptan la constitución mexicana y nuestras leyes a sus intereses por medio de reformas espurias que resultan catastróficas. No se puede esperar otra cosa de los gobiernos y los partidos que un mayor control sobre el territorio y los ciudadanos, y mayor represión contra quienes protestan por la imposición de obras, megaproyectos, programas, normas, legislaciones o reformas.  Los planes de infraestructura  se deciden cada día más fuera del país y se imponen cada día con mayor variedad de sofisticados instrumentos políticos represivos.

Ciertamente, el aumento creciente en el autoritarismo mexicano  se apoya en la labor de las últimas décadas, de la escuela (que debilita la resistencia a la mentira y el engaño, al poder establecido), de la manipulación mediática (que desinforma y crea nuevas falsas necesidades), del consumo cotidiano de nuevas tecnologías (que destruye la convivencia humana) Finalmente, la creciente falta de democracia en México se fundamenta en la creación de un imaginario social(mentalidad, cosmovisión, ideología)  que valora demasiado a los productos de la ciencia y la tecnología, que desconoce los enormes daños que ellas han creado, lo imprevisibles que son sus efectos en la Naturaleza, la ecología y la sociedad, y la falta de ética de una gran parte de los científicos y tecnólogos. En EU, dos de cada tres científicos se dedican al desarrollo de tecnologías militares. Bolívar Zapata, defensor de los transgénicos ha sido asesor científico de la presidencia con Peña Nieto y fue gran candidato a la rectoría de la UNAM. El Ipad, los celulares inteligentes, la televisión, las redes sociales, degradan el dialogo entre los ciudadanos; los aíslan y los convierten en espectadores y virtuales zombis de las acciones de los poderosos.

Sobre todo, este imaginario social considera que los supuestos logros y beneficios del desarrollo, el progreso, el crecimiento económico y la economía son sagrados e indiscutibles; que están por encima de cualquier otra consideración, por lo que defenderlos e impulsarlos  constituye la única vía que deben seguir los gobiernos, los partidos y la sociedad. La religión de la economía constituye el fundamento de este necio y miope imaginario social que favorece la imposición de megaproyectos, los programas, las normas, las legislaciones y las "reformas" que destruyen rápidamente la ecología y la convivencia humana. Este imaginario social domina – o pretende dominar- las mentes de quienes controlan los gobiernos, los partidos, los poderes legislativos y judiciales, las cámaras de industriales y comerciantes, las organizaciones empresariales y profesionales, las universidades y centros de altos estudios, la mayor parte de la Sociedad Civil y una buena parte de las organizaciones sociales y de la sociedad mexicana.  Los legisladores, gobernantes, empresarios, impulsan obras, programas, normas, legislaciones, "reformas" con fundamento en estudios de tecnócratas que hacen mala ciencia, tienen grandes prejuicios y consideran a los indígenas, campesinos, vecinos de las comunidades, como muebles u objetos que pueden desplazar de un territorio a otro alegando un "bien común" que tiene como fundamento el culto al crecimiento económico. Sacrifican comunidades, para construir presas, supercarreteras, enormes aeropuertos y vialidades, "rellenos sanitarios", confinamientos de residuos peligrosos. Imponen un "desarrollo" que aniquila a la humanidad y a los ecosistemas.   

Es imperativo por lo tanto desmontar o deconstruir el imaginario social construido en México a lo largo de más de un siglo. Desmontar o eliminar el culto a la tecnociencia y al crecimiento infinito de la economía, de la urbanización y de la industrialización. Sólo así podremos frenar con mayor éxito la amenaza de los megaproyectos, los nefastos programas, normas y legislaciones, así como las reformas constitucionales que despojan, desgarran, destruyen las comunidades territoriales: los pueblos, ejidos, barrios y colonias. Los megaproyectos imponen en el territorio el nuevo orden mundial que desean los banqueros internacionales y las grandes empresas transnacionales. Para desmontar o deconstruir el imaginario social dominante es indispensable realizar una crítica severa a los factores que asfixian, debilitan o destruyen la democracia y la colaboración ciudadana, como son: la escolarización asfixiante,  la reforma educativa, la publicidad, la televisión y la radio, así como la industria, la urbanización y las nuevas tecnologías.

Deconstruir, la mentalidad, ideología o imaginario social dominante

18 de noviembre de 2015

Adriana Matalonga, Alberto Orrin, Alejandro García Núñez,  Ana María Yustis, Ángel Pujalte, Archibaldo Hope Sánchez Mejorada, Carlos Padilla, Edgardo Mota, Eduardo A. Rincón Mejía, Eduardo Farah, Fabio Barbosa Cano, Gabriel Valencia Mulkay, Gina Ricks, Guadalupe Tron, Gustavo Romero, Israel Arriola Toiber, Jaime Lagunez, José Antonio Foronda Farro, José Arias Chávez, José Ignacio Félix Díaz, Luz García, Margarita Hernández Ruiz, María de Lourdes Ríos, María del Carmen González García, María Elena Contreras Domínguez, Mario Alberto Vázquez Díaz,  Mayella Delgadillo, Mauricio Villegas, Patricia Gutiérrez Otero, Ricardo Zúñiga, Roberto Villa, Rodolfo Buentello, Rubén Almeida D,  Ruxi Mendieta Corona, Susana Clares Popoca, Yolanda Boerci.

Organizaciones: Asociación de Tecnología Apropiada AC; Casa Ecológica de Teotihuacán; Colectivo La Caracola; Comunidad Terapeutica Madreselva;  ¡Descrecimiento o colapso! ECOMUNIDADES, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México; Espejo Polanco; La Quijota hACe; Frente del Pueblo; Fomentosol AC; Movimiento Comunista Mexicano; Red en Defensa de la Ciudad de México; Salir del petróleo; Unión de Trabajadores del Campo AC    

#Decrecimiento ¡CAMBIAR EL SISTEMA NO EL CLIMA!

¡CAMBIAR EL SISTEMA NO EL CLIMA!

No han sido necesarios los científicos para saber de la alteración de los climas de la Tierra. Antes que ellos, lo han observado los indígenas y los campesinos que han podido vivir en las  tierras de sus abuelos, cercanos a los insectos, peces, ranas, serpientes, aves, roedores, venados, caninos, felinos; atentos a los pequeños cambios en los tiempos, los climas, las lluvias y las estaciones de sus territorios. Tampoco han sido necesarios los científicos para saber qué hacer para enfrentar este horror; los indígenas, los campesinos y las personas muy cercanas a las plantas y los animales han sabido en poco tiempo que la industria y la urbanización modernas son la causa concreta de esta terrible alteración de los climas; han sabido que el modo de vida urbanizado es enemigo de los ríos, los mares, las selvas, los bosques, los animales y desde luego, del clima. Han sabido de la falsedad que entraña el progreso, el desarrollo y el crecimiento económico y lo letal que puede ser la tecnociencia.

Hoy saben que la mentalidad moderna está desfondada por su alejamiento de la tierra. Y se han percatado de las pasiones innobles que sostienen ese montón ordenado de normas o métodos que destruye rápidamente los paisajes, la fertilidad y la exuberancia de los territorios, las formas amables de cultivar alimentos o habitar en algún territorio, la convivencia de los pueblos y las comunidades. Saben de la codicia, la envidia, la desmesura, el deseo de poder  que está detrás  de las bombas nucleares, colisionadores, naves espaciales, satélites, drones, cohetes, aviones, portaviones, plataformas petroleras, buques tanqueros, torres, computadoras, bases militares, yates, helicópteros, trenes rápidos, supercarreteras,  túneles, Ipads, estadios, centros comerciales, residencias, autos,  joyas, pieles, mascotas, colecciones de arte.  Cada vez más personas entienden que el Sistema: este conjunto ordenado  de normas o métodos que domina al mundo, mata la sensibilidad, el espíritu, la alegría, la diversidad, la belleza, las culturas y  mata también el clima de la Tierra.

Cualquiera puede confirmar cómo los sistemas de producción, distribución y consumo de alimentos, vestimentas y otros productos, contaminan los aires y alteran los climas; cómo  los sistemas de educación, investigación, salud, transporte, comunicaciones, diversión- controlados por los sistemas financieros- exterminan las buenas costumbres, las riquezas ancestrales de los territorios y desquician a la persona humana. Puede corroborar cómo la ciencia y la tecnología está principalmente dedicada a los asuntos que dan mucho dinero y poder: el desarrollo de armas y equipos militares, la realización de experimentos irresponsables, el control de la población y la aniquilación de las libertades y la igualdad. Los sistemas sostienen el sistema económico y político mundial que produce esta destrucción omnímoda y omnipresente.  El Sistema impone los valores, conceptos, instrumentos, conocimientos, acuerdos, leyes,  jurisprudencias, doctrinas, instituciones, políticas que son responsables de la intensidad de la violencia, la barbarie, la infamia que conmociona a las sociedades modernas; que produce la destrucción del equilibrio climático de la Tierra.

¡CAMBIAR EL SISTEMA NO EL CLIMA!

Miguel Valencia Mulkay

miércoles, 9 de diciembre de 2015

La COP21 de París, la mayor Conferencia de Pillos.

La COP21 de París, la mayor Conferencia de Pillos.

Un ministro del Medio Ambiente de Francia comentaba hace más de 30 años que en las cumbres los "responsables" del cambio en el mundo: presidentes de la Republica, ministros o  agrupaciones de empresarios, como el World Business Council for Sustainable Development, muy preocupadas en preservar sus ganancias y el planeta, nos invitan a ser responsables en los asuntos del medio ambiente, sin embargo, entre ellos se encuentran los principales contaminadores del mundo, a los que este ministro no dudaba en calificar como "un club de criminales de cuello blanco" (Yves Cochet, Sauver la Terre).

Activistas, periodistas, academicos en la causa por la Justicia Climática, presentes en la COP21 de París (la mayor "Conference of Poluters"), nos informan en estos días de los sucios acuerdos que quieren imponer al mundo los países desarrollados, con Estados Unidos a la cabeza. Esta cumbre sirve fundamentalmente para que los poderosos del mundo se pongan de acuerdo en las formas que utilizarán en los próximos años, para ocultar o disfrazar la destrucción del clima de la Tierra que quieren realizar: se niegan a acordar cualquier cambio importante en la producción de gases que dañan el clima y en la deforestación acelerada que realizan. Quieren acordar muy refinadas falsas soluciones al desastre climático. Las mentes criminales dominan la COP21 de Paris.   

Las promesas de reducción de emisiones (INDC) que han presentado los países participantes, según los enterados garantizan un aumento en la temperatura de 3 grados Celsius, un aumento que puede costarle la vida a cientos de millones de personas y una vida miserable a la mayor parte de la población humana.   Quieren acordar soluciones que parezcan resolver el desastre climático, como los mecanismos de desarrollo limpio o sustentable y las compensaciones (offsets),o el REDD+ pero, que no pongan en riesgo la economía de sus países. La religión de la economía se impone.  

Además, quieren obligar a los paises débiles, como México, a sobrellevar la principal carga de sacrificios en los asuntos climáticos. Quieren a todo trance obligar a las naciones pobres o vulnerables a comprometerse en París, a no intentar nunca hacerlos legalmente responsables o demandarles una compensación por daños y perjuicios derivados del cambio climático generado principalmente por estos mismos países desarrollados.  

No existe en las negociaciones climáticas traza alguna de solidaridad de los países ricos con los pobres, sólo existen las presiones y los chantajes de los países poderosos contra los débiles. Los países desarrollados se niegan a reconocer la "deuda climática" que tienen con los demás países.

Los asesinatos del viernes 13 de diciembre en París les dieron muy buenos resultados al partido Republicano, las empresas petroleras, los banqueros, las transnacionales y a Obama y Hollande: evitaron las enormes manifestaciones que estaban planeadas en la COP21. Tal vez se produzcan el 12 de diciembre, a pesar de las prohibiciones.  

El acuerdo de París puede resultar más sucio de lo que se temía. Una verdadera Conferencia de Pillos y Criminales de Cuello Blanco, la COP21 de París.

----
Miguel Valencia

Invitación al Seminario de Descrecimiento - 6, 7 y 8 de diciembre 2017, FCPyS -UNAM

En esta ocasión nos complace invitarlos cordialmente al "Seminario Degrowth-Descrecimiento" que se realizará los días 6,7 y 8 ...

Popular en Descrecimiento